TEDx Barcelona

español
english

Lo imprevisible puede ser maravilloso

TEDxbarcelona-biblioteca-escuela

Está en nuestro ADN interesarnos por algo que todavía no ha sucedido. Como humanos, nos preocupa ‘lo incerto’ y solemos descartar todo aquello fuera de la norma. Pero, cabe preguntarnos, ¿y si fueran las consecuencias imprevistas de nuestros actos, esas que directamente descartamos, las mejores consecuencias?

Es habitual encontrarnos con situaciones en las que un hecho nos pilla totalmente desprevenidos. No es algo para alarmarse, aunque, por lo general, no suele gustarnos.

Por ejemplo, en el ámbito laboral hoy en día las empresas valoran en un candidato aspectos como la puntualidad, el rigor, la constancia o la buena organización; entonces, ¿porque considerar la imprevisibilidad como algo positivo? Esto es lo que trató de explicar el diseñador gráfico Michael Bierut durante una conferencia TED en Nueva York basándose en una historia personal.

Como cualquier otro trabajo, dice Bierut, el suyo trata de cumplir promesas, de hacer realidad las consecuencias que se idearon previamente. Su misión no es otra que alcanzar unos resultados que sí o sí se deben producir. Por ejemplo, diseñar un logotipo se elabora siguiendo una premisa, reflejar en esa imagen la filosofía del grupo o compañía y, finalmente, despertar el interés del público.

Con estos principios comenzó el encuentro de Bierut con el proyecto ‘Iniciativa Biblioteca’, que trataba de renovar las bibliotecas del sistema escolar público en la ciudad de Nueva York. Una actividad en la que Bierut se involucró cuando le pidieron crear el logo, el emblema que debía presentar ese espacio conocido como ‘biblioteca’. Y claro, a bote pronto, como diseñador, se le ocurrieron varias ideas, todas muy originales, innovadoras, con las que pensó que seguro triunfaría y se las aprobarían. Pero no. Ni metáforas, ni juegos de palabras, ni expresiones que se alejaran de lo puramente conocido como ‘biblioteca’ serían aceptadas en el proyecto.

Construir bibliotecas para niños que jamás habían pisado una

Se buscaba un acercamiento distinto. Los niños para los que reconstruirían esas bibliotecas jamás habían estado entre esas cuatro paredes. No conocían qué ni cómo era ese espacio en el que ahonda el corazón y el alma de toda escuela. Por eso, el nombre no debía variar demasiado. Bierut lo nombró tal y como es: Library (Biblioteca), con el matiz divertido de convertir la primera vocal en un signo de exclamación, con este resultado: L!brary.

La consecuencia intencional de su proyecto se encaminaba simplemente a dotar de vida una habitación gastada y vieja por el paso del tiempo; ayudar a los niños a sentir qué significaba el lugar repleto de estanterías e historias sobre papel. Pero el fruto de su trabajo fue más allá ¡Trajo consigo, de forma involuntaria, algo maravilloso!

TEDxBarcelona-proyecto library

La “ley de consecuencias involuntarias”

Esta ley se conoce como el conjunto de acciones ejecutadas por personas, normalmente llevadas a cabo por los gobiernos, cuyos efectos son inesperados o accidentales, según detalla el Business Dictionary. El sujeto realiza un ejercicio y obtiene un resultado que no se esperaba, cuyo impacto puede ser beneficioso, dañino o neutral. En el mejor de los casos, esa actividad puede producir resultados deseados o beneficios y no planeados.

Ante esto, algunos podrían pensar que lo mejor es no arriesgarse y fijar bien unos puntos de actuación para que nada quede al azar. Pero ciertamente, en las vidas tan complejas y variadas como las que tenemos, la “ley de consecuencias involuntarias” es prácticamente presente en todo momento.

Así lo especifica el historiador en tecnología y cultura, Edward Tenner durante otra TEDTalk, reconociendo que nunca fue un fanático de las consecuencias imprevistas, pero que supo ver en ellas la esencia de todo progreso. Exactamente lo mismo que sucedió con la iniciativa de la biblioteca ¡Volvamos a ella!

Para el caso de la biblioteca en Nueva York, Bierut se sorprendió cuando su logo, pese a ser el mejor diseño que podía crear, pasó desapercibido y no recibió la atención que sí habían gozado en proyectos anteriores. Esta fue una consecuencia totalmente involuntaria, a la que le siguieron resultados imprevistos debido a su implicación en la iniciativa.

El primero, recuerda Bierut, se produjo cuando uno de los arquitectos le pidió ayuda para solventar el gran espacio que quedaba entre las estanterías reducidas para niños y los altos techos característicos de esos edificios antiguos. El diseñador le sugirió que podrían incorporar imágenes de los propios estudiantes, de manera que se crease una atmosfera alegre. Y así fue, con la ayuda Dorothy Kresz, esposa de Michael y autora de las fotografías.

Este hecho propició que escuelas de alrededor quisieran implementar la misma idea, los murales, con motivos distintos, para fomentar la lectura y el espacio consagrado de la biblioteca. Bierut llamó a diversos artistas e ilustradores para que pusieran su grano de arena y, como recuerda, el resultado por algo, a priori involuntario, fue satisfactorio.

El segundo elemento digno de mencionar, como comenta Bierut, fue el hecho que en las inauguraciones de la biblioteca, a prácticamente nadie le llamara la atención el logo (L!brary) y ni siquiera se percataran de su presencia al entrar en el recinto. “Fue divertido a pesar que la gente me ignoraba”, sentencia el diseñador estadounidense. Sin embargo, el premio no era buscar y regodearse en el éxito de su creación, sino encontrar a personas a las que todo el proyecto les cambió la vida. “Lo mejor fue conocer a todos los bibliotecarios a cargo, personas que habían decidido cautivar a los estudiantes y darles vida a los libros. Gracias a la Iniciativa Biblioteca les recordamos porqué disfrutan con su trabajo”.

Sin duda, cuando le propusieron diseñar el logo de la biblioteca, Michael Bierut no se hubiera esperado que eso sería el menor de sus éxitos y que durante un año se aventuraría con un proyecto maravilloso en el que llevaría arte y energía a cuatro paredes que, a día de hoy, han inspirado a una generación de jóvenes lectores.

Con su ejemplo es fácil percatarnos que los mejores resultados son los que surgen de forma inesperada y que ahí reside la esencia de los verdaderos logros, esos de los que podemos estar orgullosos y absolutamente maravillados. Porque todo se reduce a eso, a dejarnos llevar y valorar las consecuencias que no habíamos pensado. Quizás nos demos cuenta que son maravillosas.

  • Próximos Eventos

     « ‹Jan 2018› » 
    LuMaMiJuViSaDo

    1

    2

    3

    4

    5

    6

    7

    8

    9

    10

    11

    12

    13

    14

    15

    16

    17

    18

    19

    20

    21

    22

    23

    24

    25

    26

    27

    28

    29

    30

    31

     
  • TedXAwards

  • Síguenos


  • NEWSLETTER

    Rellena ambos campos y recibirás siempre invitaciones a nuestros eventos. Al suscribirte aceptas las condiciones legales.